lunes, 20 de junio de 2011

LA DOCENCIA ES COMO UN VIAJE EN TREN

27 comentarios:

  1. Que cierto es que somos responsables de cada alumno y cada año iniciamos un viaje con ellos, porque se fomentan la amistad, los valores.. el cariño, nosotros podemos dejar huella en ellos ya sea que continuemos en comunciación con ellos o no, pero si mantenemos esa comunicación debemos sentirnos orgullosos de aquellos que han llegado lejos porque hemos sido parte de ese triunfo, de esa formación

    ResponderEliminar
  2. No cabe duda que la docencia es como un viaje en el tren en donde el ser maestro es la carrera mas hermosa en la cual uno jamas se arrepentira maxime cuando se ha dejado huella en los alumnos huella que no se olvidara, el compromiso y la respondabilidad que se ha tenido en poder construir y transformar la vida del estudiante y que satisfaccion mas grande para uno de maestro que el dia de mañana encontrarlos y verlos realizados como unos profesionales, haber fomentado en ellos los valores y principios.
    Formando alumnos cariñosos, estudiosos y creativos cumpliendo con la mision mas grande el de poder guiarlos a un buen destino y contribuir de esa manera a su formacion profesional.

    ResponderEliminar
  3. Si es muy cierto el mensaje que transmite este video.
    La mejor satisfacción que tiene un maestro es que el alumno allá aprendido y que ese aprendizaje le sirva para la vida. Y lo mejor de todo es cuando un alumno se le acerca al docente a agradecerle porque formo parte de su formación académica, aquí es donde se da la mayor gratificación que un docente recibe.
    El ser docente, más que un trabajo es un don que Dios obsequia no a todos.

    ResponderEliminar
  4. WOWWW QUE EXCELENTE VIDEO ME HIZO PONERME CHINITA PORQUE ES MUY CIERTO TODO LO DICE SOMOS COMO UN TREN EN DONDE CADA AÑO CONOCEMOS A PERSONAS DIFERENTES Y PARA CADA UNO SOMOS DIFERENTES Y COMO DICEN NO SOMOS MONEDITA DE ORO PARA CAERLES BIEN A TODOS Y SOBRETODO QUE CADA ESTUDIANTE NOS VE COMO MODELOS A SEGUIR

    ResponderEliminar
  5. Mientras viajamos escribimos en el corazón del niño, del joven y del adulto con la pluma de nuestro ejemplo y con la tinta que emana del corazón, y la satisfacción más grande puedas tener que aunque ya no los veas nunca en tu vida, ¡Ellos traten de ser como eres tú... UNA MAESTRA, UN MAESTRO, UNA PERSONA DE CARNE Y HUESO, INOLVIDABLE!

    ResponderEliminar
  6. el viaje que se emprende en cada inicio de labores docentes es una gran aventura ya que vamos dejando una huella para algunos estudiates esta huella puede ser la mas agradable, pero nuestra labor debe ser siempre la que deje un mensaje inolvidable en el estudiante para que recuerden de una manera agradable.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que entre más profundizo en el significado real de la docencia, más que convenzo a mi mismo que escogí el camino correcto. Por supuesto no es un camino fácil desde ahora que solo es la etapa de formación, porque lo realmente difícil será guiar hacia su destino, a seres humanos que confían en nosotros.

    ResponderEliminar
  8. cada dìa de docencia es una experiencia diferente que muy acertadamente podemos comparar con un viaje que se convierte inolvidable, sin embargo debemos dejar huella en la vida de cada uno de nuestros estudiantes para que vivan y sientan el aprendizaje.

    ResponderEliminar
  9. La huella que se deja en los y las alumnas es imborrable, sólo sí el maestro (a) ha hecho lo correcto y ha aplicado y tansmitido Valores Humanos.

    ResponderEliminar
  10. El proceso educativo es como el viaje en tren. En este viaje todos los docentes somos los responsables del grupo que se nos asigna, debemos ser guías, orientadores y formadores de nuevos conocimientos, que ayuden al estudiante en su vida.

    Para lograr esto debemos amar nuestra profesión y a la vez estar comprometidos con el trabajo educativo que realizamos, de esa manera podremos dar lo mejor que tenemos y así lograremos dejar huella en los estudiantes.

    Debemos ser ejemplo positivo para ellos, y cuando nos corresponda llegar al final de nuestro viaje, nos sentiremos satisfechos de lo que logramos, y podremos decir con alegría ¡¡¡¡¡MISION CUMPLIDA!!!!

    ResponderEliminar
  11. La docencia como un viaje en tren. Es un camino largo y arduo el cual deja huella indeleble, que nos caracteriza por ser docentes y por ende estudiantes de éxito, que cada etapa de nuestras vidas vamos formándonos y transformándonos en seres proactivos y no reactivos, todo ello lleva un aprendizaje significativo no solo en cuanto a educación, sino en las personas a las que se conocen a través de los tiempos y que se comparten alegrías y tristezas, que todo ello va haciéndonos aún más humanos, idealistas y sobre todo cultivar una amistad sincera e inacabable.
    Es por ello el significado del viaje en tren, situaciones inolvidables, que se comparten cada año y que nunca se deja de aprender, que debemos de rendir cuentas a un ser todo poderoso del recorrido que se ha realizado durante el tiempo que el nos ha legado en tierra santa. Si verdaderamente hemos contribuido a formar personas en cuanto a principios, valores y sobre todo a practicarlos.

    ResponderEliminar
  12. Ser docente es un camino largo que hemos emprendido a lo largo de nuestra vida, en nuestras manos va el destino de nuestros estudiantes, nuestro tren no se detiene y la docencia es como un viaje en tren. Cada etapa de nuestra vida nosotros vamos dejando huellas en el camino, ser maestro en saber que han aprendido nuestro alumnos de nosotros como buenos docentes, para que ellos puedan ser competitivos ante un mundo globalizado; de nosotros depende mucho que seamos competitivos, esto significa que cada día debemos actualizarnos para ir rompiendo esos viejos paradigmas de enseñanza tradicionalista.
    El cual se requiere que nuestros pasajeros vallan seguros a su destino. Ser docente es saber dirigir el destino de ellos, ser docente es ser un buen amigo sincero, que entienda su problema y pueda ayudar a su alumno en todo momento sin esperar nada a cambio.

    ResponderEliminar
  13. No me había percatado de esa hermosa similitud entre las aulas y los vagones del ferrocarril, que cierto es que empezamos un viaje juntos, algunos bajarán otros seguirán pero lo más importante es aprovechar ese tiempo de compartir con personas que desean ser formadas y esperan mucho de nosotros quisiera que todos los que nos dedicamos a la docencia asumieramos ese compromiso que la vida nos da de tener en nuestras manos el futuro de cada uno de ellos, y valorarlo porque al llegar al final de la estación o de la vida estar satisfecho del trabajo realizado que se realizó con cariño, responsabilidad, orden, profesionalismo y dedicación. Que dios bendiga nuestra profesión.

    ResponderEliminar
  14. En verdad es grande la responsabilidad de un docente!, somos guías y modelos de una generación y por lo mismo debemos comprometernos con nuestra profesión y dar lo mejor de nosotros.

    ResponderEliminar
  15. !Sin saberlo me encuentro en un hermoso viaje! y por supuesto quiero llegar feliz y satisfecha a mi destino, despúes de haber hecho un buen trabajo.
    De hecho los alumnos son como el barro en nuestras manos, los formamos poco a poco y cuando algo no sale bien, debemos volver a trabajar en esa misma pieza de barro. Quiero formar a mis alumnos tal y como si estuviera formando a mis hijos. Deseo que Dios nos ayude en la mejor profesión del mundo. Feliz día.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Que grande responsabilidad tenemos al formar lo que Dios creó, él los diseñó y los equipo con todo lo necesario para enfrentar el diario vivir y nos puso a nosotros, los docentes y a sus padres para completar y darle forma a la obra de sus manos. Vale la pena aprovechar cada momento que pasamos junto a ellos, para tener una buena respuesta, cuando seamos interrogados. De esa entrega y compromiso que le pongamos a cada día, dependerá la recompensa de ser recordados con cariño en sus corazones.

    ResponderEliminar
  18. El maestro es como el padre y la madre en la escuela para el estudiante, en nuestras manos esta dejar una huella en ellos durante el viaje en tren que compartimos con ellos. El poder que tiene el maestro transforma vidas y ver en el futuro esos frutos es nuestra mejor satisfaccion.

    ResponderEliminar
  19. Tal vez el trabajo o la docencia no se debe de atener al agradecimiento o reconocimiento de la actividad docente sino sencillamente tener el placer, o disfrutar el orgullo, la satisfacción de haber hecho algo por el engrandecimiento de nuestro pueblo, de nuestro país, o de nuestra comunidad, ya que la naturaleza humana es igual, aqui en la China o en Japón, es igual tal vez no ingratitud o indiferencia, sino simplemente es así.

    ResponderEliminar
  20. Que linda comparación la que se hace al enfocarlo a la labor docente.
    Evidentemente es un viaje que hacemos junto a nuestros estudiantes y este viaje lo podemos hacer ameno, divertido, participativo, interesante ó lo contrario, aburrido, tedioso y sinsentido…. Considero nuevamente que experimentar esa satisfacción enorme de ver a nuestros estudiantes triunfar y ser hombre de bien es nuestra gratificación mas grande en la vida, porque al final más que un reconocimiento social es sentir esta satisfacción de haber dejado huellas positivas en la vida de nuestros estudiantes y que nuestras acciones tengan eco en ellos y así marcar la diferencia y demostrar que siempre (a pesar del deficiente sistema educativo a nivel nacional), los cambios se pueden iniciar en nuestro propio medio, en nuestro circulo de interacción social.

    ResponderEliminar
  21. Que bonita analogía.... que no deja de ser real. Que nuestro trabajo sea un Tren Digno, que todos los pasajeros disfruten el viaje, y no nos preucupemos si regresan o no a agradecernos, porque bien el hecho ya esta transmitido.

    ResponderEliminar
  22. muy buena metafora,pero en todo viaje existen distintas etapas, creo que los que toman el tren en la estación de salida (pre y primaria) tienen como mayor responsabilidad (por lo que dice de formar en valores y responsabilidad) los que tomamos el tren ya casi en la llegada, los viajantes ya llevan impregnada esa formación y hablo de los universitarios que nos han tocado, algunos excelentes, buenos y otros que no estan acostumbrados a viajes muy largos y por quienes ya es muy dificil poder incidir en su formación.

    ResponderEliminar
  23. LA DOCENDIA ES COMO UN VIAJE EN TREN

    Hay maquinistas, obreros, empleados, hayque dar mantenimiento a ese tren porque en el viajan los seres mas hermosos de la evolucion, los unicos capaces de comprender la existencia, de saber que somos la misma naturaleza en su maxima exprecion. Cuando hablo de todos los que intervienen en ese tren, me refiero a tranbjo en eqipo no somos islas no somos seres individuales, ¡somos equipo!

    ResponderEliminar
  24. Pues bueno, reflexionar sobre el porque de la profesión, con la que nos ganamos el pan de cada día, luego de observar este video, es muy reconfortante encontrarle sentido a el cansancio de piernas, ardor de garganta, satisfacción al revisar y colocar una buena nota y tambien pena o tristesa al evaluar y encontrar muchas deficiencias, y tener que colocar malas calificaciones, pero lo mas importante es que muchos de esos alumnos, de verdad si regresan, y a la vuelta del tiempo aunque hayan perdido, de acuerdo con su madurez, regresan y agradecen el haber ganado o perdido, pero lo mejor es que pudieron aprender algo en la ocación que nos toco compartir ese mismo bagón, de verdad que es una profesión que lo llena a uno de mucha satisfcción, al ver a un nuevo profesional orgulloso de su profesión que por mas que haya siga volviendo a saludarnos con la misma amistad que cuando fuimos alumno y maestro, ya que a muchso se les olvida.........................

    ResponderEliminar
  25. Cada ciclo escolar que inicia es nuevo viaje con nuevos pasajeros y nuevas experiencias que quedaran en los recuerdos de los alumnos y del profesor, porque al final lo que importa es dejar huella en esas personas que se están formando, para que sean hombres y mujeres de bien. Y que la mayor satisfacción al final, sea ver a los alumnos felices porque aprendieron algo nuevo.

    ResponderEliminar
  26. Cada año recibimos a un grupo de estudiantes con diferentes niveles de aprendizaje y emprendemos el viaje con ellos, es importante conocerlos y apreciar a cada uno(a) ya que como maestros somos parte del proceso de formación intelectual y social.

    ResponderEliminar
  27. Creo que eso es verdaderamente la docencia un viaje en tren, cada año van llegando hacia nosotros nuevos grupos, con los cuales tenemos infinidad de experiencias, vamos aprendiendo mutuamente, pero lo importante es que evitemos que nuestros pasajeros (estudiantes) no se queden en el camino, sino lleguen a la meta, hacer de su educaciòn una actividad placentera, pero sobre todo no caer en una rutina sino dejar una buena huella invorrable para todo la vida.

    ResponderEliminar